Archive for the ‘Pasajes Del Terror’ Category

h1

Pasajes Del Terror: Peter Kurten El Vampiro De Dusserldorf

abril 25, 2007
Peter Kürten, El vampiro de Düsseld

Uno de los más tristemente famosos criminales en serie, nacido en Mühlheim, Colonia, Alemania, fue llamado “Vampiro de Düsseldorf” y “Rey de los delitos sexuales”. Su padre, moldeador de arena, dado a la bebida maltrataba a su mujer y a sus trece hijos, siendo llevado a prisión por intento de incesto.

Peter tuvo que educarse en la calle, comenzando así su vida criminal muy tempranamente. A los cinco años de edad además de la crueldad con los animales mató a un perro y a uno de sus compañeros de juegos que no sabía nadar lo tiró desde una barca en la que navegaban, intentando ahogarle. A los 8 años, después de una paliza que le dio su madre, huyó de la casa, viviendo del producto de sus robos. Regresó a casa y trabajó como aprendiz en una fábrica.

A los catorce años violó a una joven a la que dejó medio estrangulada. A los 16 años vivió con una mujer mayor que él, que era sadomasoquista y le obligaba a pegarla, lo que estimuló el sadismo del joven criminal. Sufrió varias condenas por robo. En 1904 comenzó su carrera de incendiario, lo que le proporcionaba una gran satisfacción sexual. Ingresó en el Ejército, desertando después, siendo detenido y condenado a siete años de trabajos forzados.

Algunas de sus víctimas

En 1913 asesinó a una niña de ocho años cuando entró a robar en una casa, pero no fue descubierto. En 1923 se casó. No tuvo hijos. Vivía aparentemente como un hombre normal. Sin embargo llevaba una doble vida. Era ya en realidad un maníaco sexual y entre 1923 y 1929 asaltó a varias mujeres dejándolas medio muertas, pero ninguna se atrevió a denunciarle. Luego atacó a una mujer adulta con unas tijeras dejándola malherida y mató de la misma forma a una niña de nueve años quemándola después con gasolina. Ese mismo año asesinó a un hombre y una mujer con unas tijeras, bebiéndose su sangre. Poco después asesinaba en un descampado a dos hermanas de forma brutal. Siguieron tres crímenes más con violación y muerte a martillazos.

Tras una serie de intentos de violación y asesinato su último crimen fue el de una niña de cinco años, Gertrud Alberman, a la que mató en las afueras de Düsseldorf. El intento de violación y muerte de María Butlies, fue lo que condujo a su detención. Casado, jamás sospechó su mujer su doble vida. Pero al final, y por recomendación de él, para que cobrase la recompensa por su captura, le denunció a la policía. Siempre fue considerado por sus vecinos como un hombre honrado, tranquilo, inteligente y trabajador. El Prof. Berg, psiquiatra que le examinó en la cárcel se ganó su confianza y consiguió que le contase toda su vida con detalle. Tenía una memoria sorprendente. El 22 de abril 1931, convicto de 9 asesinatos (los demás no se le pudieron probar), recibió 9 penas de muerte. La ejecución por decapitación tuvo lugar el 2 de julio de 1931, en el patio de la prisión de Klingelpütz, en Colonia.

Sólo podía excitarse sexualmente matando mujeres. El Prof. Berg describió a Kürten como “el rey de los pervertidos sexuales”, necrófilo, sádico, incendiario y practicaba el bestialismo. Bebía la sangre de sus víctimas. Sentía gran admiración por Jack “El Destripador”. Se ensañaba con sus víctimas a las que violaba, estrangulaba o apuñalaba (una de sus víctimas presentaba 36 puñaladas), a veces quemaba los cadáveres con gasolina o los enterraba. El número de sus crímenes ascendió a más de 60, algunas de ellas niñas. Confesó al psiquiatra que le estudió en la prisión, que odiaba a la sociedad y soñaba con frecuencia que algún día volaría la ciudad de Düsseldorf con dinamita. Se casó con una exconvicta como él y fué a la única mujer que quiso normalmente, y quien nunca sospechó los crímenes de su marido.

Peter Kürten

La policía trató de averiguar quién era el hombre que aterrorizaba a la ciudad, sin conseguirlo, hasta que en cierta ocasión, viendo que iba a ser descubierto cualquier día, confesó sus crímenes a su mujer, que horrorizada le denunció a la policía. Así pudo ser capturado, y juzgado en un proceso que comenzó el 13 de abril de 1931, durante el cual intentó su abogado defensor probar que era un demente para salvarle de la pena capital. No le sirvió de nada y el 2 de julio de 1931 fué ejecutado en la guillotina a las seis de la mañana. Durante los días que estuvo en prisión recibió miles de cartas, muchas de ellas cartas de amor y en la mayoría de las cuales le pedían su autógrafo.

Info sacada de:

pasarmiedo.com 

h1

Pasajes Del Terror: Carmen Brot Buil

abril 20, 2007

El mito de la aragonesa Carmen Broto tiene una deuda inequívoca con Juan Marsé y con su novela “Si te dicen que caí”. Marsé, aprendiz de joyero en 1949 y además improvisado recadero de alhajas a lugares como el hotel Ritz, según ha contado, escribió: “Al salir de casa me asomé a la calle Escorial y vi cómo una docena de personas observaba con cierta expectativa un coche, un Ford tipo sedán, que estaba parado en la esquina de Escorial con Legalidad. Me acerqué: los vidrios estaban manchados de sangre y ahí estaba también la maza con la que acababan de matar a Carmen Broto”. Esta escena, que también pudiera ser el recuerdo inventado de un escritor de ficciones, habría sucedido un martes, once de enero de 1949. Carmen Broto fue apaleada de una manera brutal por tres hombres: Jaime Viñas, el cerrajero Jesús Navarro Gurrea, padre del ambiguo amante de la joven, Jesús Navarro Manau, que también colaboró en el crimen, al parecer contra su propia voluntad. Los planes previos de los ladrones se fueron al traste de inmediato, ante la resistencia de Carmen, y todo se convirtió en una auténtica chapuza. Carmen Broto, envuelta en un abrigo de astracán, pereció empapuzada de sangre, Jaime Viñas y Jesús Navarro Gurrea se suicidaron con cianuro, y el hijo de éste fue condenado a muerte. Finalmente, logró que le conmutaran la condena por 30 años de cárcel, gracias a las gestiones de sus abogados. Tras tres lustros en el Penal de Ocaña, fue liberado por buena conducta. Llegó a escribir al menos dos libros sobre su compañera: en uno la convierte en turbia confidente de los nazis y en otro la vincula con los maquis, en esa línea de “miliciana roja” de la que también se habló bastante. En 1965, Jesús Navarro Manau cuenta en una carta que viajaba en coche por Zaragoza.

Read the rest of this entry ?

h1

Pasajes Del Terror: Harvey Murray Glatman

abril 16, 2007

Havey Murray Glatman nació en Colorado, su infancia fue marcada por su fealdad, era un niño feo todo el mundo estaba de acuerdo, sus compañeros de clase se burlaban de él constantemente, incluso sus familiares le hacían continuos desprecios. Se sentía distinto, ya incluso desde pequeño le pusieron motes como “el monito”, “el gorilita”, “el feo”.Poco a poco fue incubando un síndrome de odio, un odio hacia todos y se fue distanciando, la soledad se volvía una obsesión, la presencia de la gente se volvía molesta pues tenía temor a que se burlaran de él, de que opinaran que era feo. Su conducta se volvió mucho más introvertida y se empezó a aislar.

Read the rest of this entry ?

h1

Samuel Herbert Dugal, El Asesino Galante

abril 10, 2007

Samuel Herbert Dougal nació en Inglaterra en 1846. Tuvo una infancia feliz y una adolescencia sin problemas. Ingresó en el ejército y consiguió un historial intachable que le propició un salario para vivir pero, Samuel quería más.

En 1885 se casó con su 1º mujer que moriría misteriosamente por una supuesta ingesta excesiva de ostras. Ese mismo año se volvió a casar y su 2º mujer tambien moriría por problemas intestinales. Samuel era un galán, elegante de aspecto victoriano y extremadamente mujeriego. Tenía infinidad de amantes y un sin fín de hijos. Se casó por 3º vez pero abandonó a su mujer.

En 1898 conoce a Camille Holland. Una adinerada solterona de 56 años con la que se va a vivir a una granja en Essex. Ella sabía que estaba casado pero no le importó porque un hombre tan galante, tan educado y tan elegante no podía ser malo. Samuel sigue persiguiendo jovencitas hasta que un día decide matar a Camille y quedarse su fortuna. Le pegó un tiro en la cabeza y enterró su cadaver. Falsificaba su firma para ir sacando dinero del banco mediante cheques.

Los familiares de Camille extrañados por su ausencia empezaron a investigar y finalmente encontraron el cadáver…

El 14 de julio de1903 Samuel murió en la horca. Se sospechó que también asesinó a sus dos primeras mujeres, pero eso nunca se puedo probar.

h1

Louis Van Schoor

abril 10, 2007

Louis Van Schoor nació en Sudáfrica en el año1953. Era un hombre poco inteligente al que le costaba relacionarse y apenas tenía trato con los demás. Consiguió ser polícia, que era lo que quería, pero era un hombre obsesionado con el apartheid y el cumplimiento del deber.

Abandonó la policía y empezó un nuevo trabajo como vigilante para una empresa de seguridad y allí empezó su particular visión de la justicia.Comenzó su “caza de negros” asesinando a todos cuantos podía utilizando su revolver cargado con balas dumdum y justificando los crímenes relacionándolos con robos,etc…

En los años 80 disparó a 101 personas, todas de raza negra, causandoles la muerte a 39 de ellas.Con el fin del apartheid y la puesta en libertad de Nelson Mandela fue juzgado y en la actualidad sigue encarcelado cumpliendo condena…


Info sacada:

http://psychokillers.iespana.es/

h1

Adolph Louis Luetgert El Asesino Del Jabón

abril 10, 2007

Adolph Louis Luetgert el rey de las salchichas. Era propietario de la fábrica de salchichas más famosa de Chicago de finales del siglo XIX. Afortunadamente se quedó en un esbozo de psychokiller gracias a un avispado capitán de policía.

Era un hombre muy mujeriego pero estaba casado. Su mujer era fea y estaba muy gorda de la incesante ingesta de salchichas y, era el obstáculo para que Adolph hiciera todo aquello que deseaba hacer. Así que decidió deshacerse de ella.

 

En Abril de 1987 encarga 150 kg de potasa cáustica para hacer jabón y limpiar la fábrica. Poco después su cuñado denuncia la desaparición de su hermana y el capitán de la policía de chicago encuentra horrorizado restos de ésta en una de las tinajas de jabón…

 

Él lo negaba todo y se consultó a un arqueólogo que constató que uno de los restos encontrados era un sesamoideo con un anillo de oro, que tenía las inciales de su mujer, que la potasa caústica no había podido deshacer.

 

Adolph fue condenado a cadena perpetua en septiembre de 1897. Murió de un infarto en julio de 1999 acosado por la pena y la culpa pero, no sufrió por la muerte de su mujer, sino por verguenza de que alguien tan importante como él estuviera condenado y encerrado…

Info Sacada:

El asesino del jabón