h1

Alarico y La Epopeya Visigoda

abril 2, 2007

Alarico I, reproducción fotográfica de 1894 de una pintura de Ludwig Thiersch.


Alarico I, reproducción fotográfica de 1894 de una pintura de Ludwig Thiersch.

Rey visigodo de la dinastía baltinga, hijo del caudillo visigodo Rocesthes. Nace en el año 375 en Peuce, una isla situada en el delta del Danubio.

Caudillo de un ejército visigodo aliado de los romanos (387395), se proclamó rey (395410) coincidiendo con la muerte de Teodosio I y sin que sus herederos (Arcadio y Honorio) ciertamente se enteraran. Según las crónicas de San Isidoro, «Los godos, rehusando el patrocinio de foedus romano, constituyen en asamblea a Alarico en rey suyo, juzgando que era indigno ser súbdito del poder de Roma, de cuyas leyes y compañía se habrían separado vencedores en la batalla». El rey Alarico fue crucial en el proceso de descomposición del Imperio Romano de Occidente.

Tras ser elegido rey, lucha contra Honorio (que se había quedado con el Imperio Romano de Occidente) para conseguir una tierra fija para su pueblo. En 401 pacta con Arcadio (que se había quedado el Imperio Romano de Oriente) una alianza pacífica, que permite al jefe godo surtir de armas a su gente, para así en 402 conducir al ejército visigodo a través de Macedonia, Tracia, Fócida y Beocia, atacando y arrasando las ciudades griegas de Corinto, Esparta, Argos y Megara, para llegar hasta la península Itálica donde es vencido por Estilicón el 6 de abril de 402 en la batalla de Pollentia. Como consecuencia firma con Honorio una paz efímera, ya que un año más tarde es nuevamente rota, vuelve a invadir Italia y establece su capital en la región de Dalmacia.

Ante la ofuscación del emperador, éste manda dar muerte a su general Estilicón en 408, lo que permite a los visigodos saquear de nuevo Italia e incluso asediar Roma. Entonces, reclamó al emperador Honorio ser nombrado general de los ejércitos del Imperio, pero atacado por las tropas de Sarón, se dirigió de nuevo a Roma saqueando la ciudad durante seis días en agosto de 410 y llevándose consigo como botín a la hermana del emperador, Gala Placidia.

Desde que tomé Roma en mis manos, nadie ha vuelto a menospreciar el poder de los godos. Lo que impulsó el afán de conquistas y el deseo de aventuras dio grandeza a un pueblo necesitado de patria. Alarico I, rey de los visigodos.

Entonces empieza a soñar con el norte de África (en esa época era el granero de Roma), por lo que parte hacia la Reggiana con la intención de embarcar, pero una gran tormenta se lo impide; además en el intento se queda apopléjico y muere en Cosenza tras una larga agonía a la edad de 35 años.

Alarico se casó con una hija de su tío y anterior rey de los visigodos, Atanarico II, y fue suegro del futuro rey Teodorico I y padre de una hija que casó con Brond, rey de los anglosajones. Estos últimos fueron padres de Friwin de Morinie, bisabuelo de Cerdic de Wessex, fundador de la Casa Real de Wessex en Inglaterra.

Aunque se habla de él como el primero de los reyes visigodos en Hispania, fue más bien un caudillo militar y nunca llegó a pisar la península Ibérica. La línea de reyes godos empieza propiamente con su sucesor Ataúlfo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: